Oda al azafrán

Publicado por Alejandra escrigas en

En campos de Crocus Sativa brillan,
Tres estigmas rojos en flor,
Un kilo requiere paciencia divina,
Mano a mano, se cosecha su valor.

¿Por qué tan preciado, te preguntas?
Porque en cada hebra se cuece,
El esfuerzo de manos que, juntas,
Tejen un tesoro que el mundo enloquece.

Así, el azafrán, tan preciado,
es más que una especia en el plato,
es un poema de amor y dedicación,
escrito por la naturaleza en su acto.

← Publicación más antigua Publicación más reciente →